Cuarenta años de máscaras en Lamiako

Cuarenta años de máscaras en Lamiako

La asociación cultural organizadora de esta fiesta del folclore vasco celebra sus cuatro décadas de vida con diversos actos

Corría el año 1978. Franco había fallecido y se habían celebrado las primeras elecciones democráticas tras la dictadura. Eran tiempos de transición y de recuperar libertades perdidas. Lamiako no era ajeno a estos aires de cambio. En este barrio de Leioa, en aquel entonces aún con un importante peso rural, un grupo de personas echó la vista atrás y decidió acabar con años de silencio. Buscaban recuperar el folklore, la mitología vasca y el euskera. Sacarlos a la calle y mostrarlos a todo el mundo. Habían permanecido demasiadas décadas ocultos.

¿Y cómo lo hicieron? Buscando más allá de las raíces. En las leyendas que dan origen al nombre de este barrio leioztarra. En la historia de Prudentzia. La tradición oral del siglo XVII hablaba de cómo esta mujer murió de pena. Su hijo Inaxio la había abandonó para irse a navegar después de malvender todos sus bienes. Una vez, Prudentzia divisó un velero y creyó que su hijo volvía en él. Cuando se dio cuenta de que no era así el dolor se hizo insoportable y murió de pena en las junqueras de Ondiz. La leyenda cuenta que, entonces, se escucharon los lamentos de compasión de las lamias y que Prudentzia se convirtió en una de ellas. Cada vez que un buque parte con un hijo de esta tierra, añaden los cuentos, se las vuelve a escuchar cantar. Y de ahí el nombre de de Lamiako.

Con el hilo conductor de este mito recogido por el escritor Antonio Trueba en su libro 'El canto de la lamia', un grupo de personas se unieron en 1978 para recrear esta historia en una escenificación teatral plagada de personajes de la mitología vasca. Entre estos precursores estaban un entonces joven José Luis Raymond, actualmente un prestigioso escenógrafo, y que se encargó entonces de la creación artística. Para la ocasión también se creó la música, obra de Arantza Ayo, y el baile que se mantienen a día de hoy. La colaboración del párroco Joserra Valverde, fue también básica para que la Maskarada saliese adelante y se mantuviese, con alguna interrupción, durante aquellos primeros años.

La primera representación fue en 1979, un año después de la creación de la Asociación Cultural Lamiako Maskarada. Aprovechando el 40 aniversario del nacimiento de este colectivo se han programado varias actividades. La primera será el 28 de abril. Ese día en el Kultur de Leioa se estrenará un documental con testimonios de las personas que han participado durante estas cuatro décadas de vida de la Maskarada, contando lo que supone para ellos, a nivel personal, y para este barrio obrero, a nivel colectivo y de elemento de unión entre los vecinos, esta cita.

El 12 de mayo se celebrará una Euskal Jaia en el frontón del colegio del barrio. Allí el vecindario disfrutará de una comida popular, habrá exhibición de deportes tradicionales, romería y taller de elaboración de máscaras para los niños. Y el 25, el último viernes del mes, tendrá lugar una nueva edición de Lamiako Maskarada con gigantes, cabezudos, personajes mitológicos y un akelarre nocturno.

Para más adelante queda la presentación de un libro con testimonios de vecinos y personas relevantes para el barrio que analiza el impacto del folclore vasco en una actividad como la Maskarada y su importancia para Lamiako como elemento identitario del barrio.

http://www.elcorreo.com/bizkaia/margen-derecha/anos-mascaras-lamiako-201...

El correo
Ostirala, Apirila 6, 2018